El sustrato

Brachypelma emilia en su terrario

Se ha debatido mucho, y se sigue haciendo, sobre que sustrato es el mejor para las tarántulas, personalmente creo que hay varias respuestas, ya que dependiendo de la especie encontramos que unos aportan más beneficios que otros, o se asemejan más al habitat natural del ejemplar.

Sea cual sea el sustrato elegido, hay que tener en cuenta que éste no contenga añadidos que puedan dañar a nuestras arañas, ya sean astillas, piedras afiladas, productos tóxicos o incluso parásitos como los temidos nemátodos. Para evitar astillas y piedras es recomendable no comprar el sustrato más barato que encontramos en las tiendas, ni cogerlo del campo sin fijarnos bien que estamos cogiendo. Para evitar nemátodos o ácaros basta con desinfectarlo en el horno o él congelador.

Se pueden clasificar en 2 grupos: sustratos artificiales como por ejemplo la perlita o la vermiculita y los sustratos naturales que a su vez los podemos separar en turbas rubias y negras. Las turbas rubias tienen un mayor contenido en materia orgánica y están menos descompuestas. Las turbas negras están más mineralizadas y tienen un menor contenido en materia orgánica.

Es más frecuente el uso de turbas rubias, debido a que otorga un aspecto mucho más natural al terrario. Las turbias rubias tiene un buen nivel de retención de agua y de aireación, en su contra tienen que son menos aptas para que las tarantulas fabriquen sus nidos, son muy ligeras y esto provoca que tengan poca consistencia, problema que no tenemos con las turbas negras. Debido a esto, muchos aficionados prefieren mezclar ambos tipos de turbas para conseguir un sustrato solido que permita cavar sin derrumbamientos y que a su vez tenga buena retención de agua.

Para especies arboricolas el sustrato no tiene mucho protagonismo ya que estas arañas rara vez bajarán a él, pero tampoco debemos subestimarlo, serán especies que por lo géneral requieren de altos indices de húmedad y estos indices nos serán más fáciles de mantener con una buena capa de sustrato que tenga una buena capacidad de retención de agua, será necesario un minimo de 5cm, si es más mejor, pues retendrá más cantidad de agua y se mantendrá más tiempo húmedo.

Para las especies terrestres el sustrato es algo esencial, toda su vida se desarrolla en ese medio y es por ello que debemos prestar especial atención en ello. Los sustratos ideales son aquellos que retienen bien la humedad y permiten cavar a las arañas, y si esteticamente queda bien, pues mucho mejor.

Entre otras funciones el substrato contribuye a mantener el grado de humedad del terrario, es el medio en el cual nuestra tarantula "hace su vida" (se mueve, se alimenta, defeca...). Además sirve muchas veces como base o sustentación de otros adornos o accesorios que coloquemos.

Podriamos decir que el sustrato ideal debe reunir las siguientes carácteristicas:

A continuación hacemos un pequeña introducción de los tipos de sustrato más usados que podemos encontrar y que cada uno decida cual es el que mejor se adapta a su caso o especie en concreto.


Fibra de coco

Grammostola pulchra sobre fibra de coco molida

Probablemente el sustrato más extendido en el hobby, lo podemos encontrar en sacos o en ladrillos prensados. Es un material vegetal procedente de los desechos de la industria del coco. Se aprovechan las fibras cortas y el polvo de tejido medular, en proporciones variables, para ser empleados como sustrato.

El ph de este producto es estable y controlado, oscila entre 5,4 y 6,8, rango que resulta apropiado para el uso en terrarios. La fibra de coco es un material muy rico en carbono C/N =100, lo que le otorga una gran resistencia a la degradación.

Posee una textura microalveolar y una porosidad próxima al 96%, gracias a ello el paso del aire sigue siendo superior al 20% aún saturado de agua. Posee una alta capacidad de almacenar agua. El coco puede retener 8 o 9 veces su peso en agua. Buena mojabilidad. El sustrato de coco al contrario que las turbas negras absorbe muy rápidamente el agua cuando está seco.

También podemos encontrar este sustrato en bloques, para su uso, es necesaria una hidratación previa. Se introduce el bloque prensado en un recipiente con agua. Tendremos la precaución de no llenar nunca el recipiente por encima de un cuarto de su capacidad (hay que dejar espacio para cuando el bloque aumente de tamaño). La cantidad de agua será igual a 4 veces el volumen del bloque de fibra. Esperaremos a que los bloques absorban el agua, se desmenuza, se escurre y tendremos un volumen de fibra de coco 10 veces superior al del bloque inicial y listo para ser usado.


Turba rubia

Brachypelma albiceps sobre turba rubia

Similar a la fibra de coco pero más molida y sin tantas ebras, tiene mayor consistencia y retención de agua, puede retener 700 veces su volumen de agua, es un producto orgánico formado a lo largo de los años, de forma completamente natural, a partir de acumulaciones vegetales parcialmente descompuestas en condiciones de falta de oxígeno. Tal como se observa la turba rubia es un material totalmente orgánico en el que destaca principalmente su pH ácido, con un valor de 3,84.

Otro de los aspectos más destacables de esta turba es su bajo contenido de cloruros y la seguridad de estar exenta de radioactividad, ambas características muy importantes para evitar fitotoxicidades en el producto.

Además de sus características químicas, sus características físicas le otrogan gran capacidad de retención de agua, correcta aireación para su buen funcionamiento como sustrato del 32,6%.

Las principales características de la turba como sustrato son su gran capacidad para retener la humedad, su porosidad y ligereza. Además su amplia gama de granulometrías, entre las cuales destacan las partículas fibrosas, le otrogan una cosnistencia perfecta para las lavores de fabricación de madrigueras de nuestras arañas.


Turba negra

Brachypelma verdezi sobre turba negra con perlita

Dada su composición botánica de origen juncáceo, permite una gran absorción de agua. Es altamente descompuesta y de origen muy antiguo (aprox. 10.000 AC), de color negro oscuro debido al alto porcentaje de materia húmica. Constituye una etapa intermedia de la formación del carbón. Pastosa, no contiene fibras. Fuerte tenor en carbono (> 60%), lo que explica que en algunos países donde la madera es escasea se la use como combustible.

Posee un porcentaje de humedad del 64,44 - 65,95%, con un ph aproximado del 5, posee un porcentaje de saturación de agua 78.65 - 80,38%, aunque si la dejamos secar completamente cuesta reidrtarla.

Se compacta fácilmente y esto le da una buena consistecia para las cuevas de nuestras tarántulas, mezclada con turba rubia o fibra de coco se ocnvierte en un buen sustrato.


Perlita

Material obtenido como consecuencia de un tratamiento térmico a unos 1.000-1.200 ºC de una roca silícea volcánica del grupo de las riolitas. Se presenta en partículas blancas cuyas dimensiones varían entre 1,5 y 6 mm, con una densidad baja, en general inferior a los 100 kg/m3. Posee una capacidad de retención de agua de hasta cinco veces su peso y una elevada porosidad; su C.I.C. es prácticamente nula (1,5-2,5 meq/100 g); su durabilidad puede llegar a los 5-6 años. Su pH está cercano a la neutralidad (7-7,5) y se utiliza a veces, mezclada con otros sustratos como turba, arena, etc.

Por si sola no se recomienda como sustrato, además otorga al sustrato un aspecto más artifial aun siendo mezclada.


Sphagnum

Sphagnum, el esfagno, es un género de entre 150-350 de especies de musgos comúnmente llamados musgos de turbera (en países anglosajones: peat moss) Los miembros de este género pueden retener grandes cantidades de agua dentro de sus células. Algunas especies pueden retener más de 20 veces su peso seco en agua.

El musgo Sphagnum descompuesto y comprimido tiene el nombre de turba de musgo. La turba de musgo puede ser usada como un aditivo de suelo que aumenta la capacidad del suelo para ser más completo en materia orgánica y menos compacto. Esto es a menudo necesario cuando se está tratando con el suelo muy arenoso, o si la araña necesita mucha humedad como por ejemplo el género Megaphobema o Theraphosa.


Tierra arcillosa

Aphonopelma moderatum, tierra arcillosa con turba negra

Presenta diversas coloraciones según las impurezas que contiene, desde el rojo anaranjado hasta el blanco cuando es pura. Físicamente se considera un coloide, de partículas extremadamente pequeñas y superficie lisa. El diámetro de las partículas de la arcilla es inferior a 0,002 mm.

Se caracteriza por adquirir plasticidad al ser mezclada con agua, cuando tiene cierta hidratación las tarántulas pueden cavar en ella sin problema, quedando estructuras muy fiables y sin derrumbamientos.

Son tierras que pueden quedar muy naturales para ciertas especies que no requieren altos indices de humedad. Puede mezclarse con turbas rubias para mejorar sus propiedades.


Arena

Son materiales procedentes de canteras naturales y su com posición depende fundamentalmente del origen de las rocas de las que proceden. Básicamente se distinguen dos grandes grupos, las de composición silícea y las de composición calcárea.

Las arenas y gravas que se utilizan para sustratos suelen tener unas granulometrías muy variables y en ocasiones incluso se encuentran mezclados otros materiales del tipo limos y arcillas que alteran muy considerablemente las propiedades físicas y químicas de estos sustratos.

La arena de rio es un material muy utilizado en jardinería y que en mezclado con otros sustratos como la tierra vegetal ayudan a mejorar el drenaje y evitar el apelmazamiento.

Sola se usa para animales deserticos como podrían ser algunos escorpiones, pero no existen tarántulas que vivan en este medio, así que para nuestras tarántulas no es un sustrato válido por si solo. Además puede resultar abrasiva, las tarántulas no pueden cavar en ella y no retiene el agua.


Corteza de pino en dados usada como decoración

Corteza de pino

Procede básicamente de la industria maderera. Al ser un material de origen natural posee una gran variabilidad. las cortezas se emplean en estado fresco (material crudo) o compostadas. Las cortezas crudas pueden provocar problemas de deficiencia de nitrógeno y de fitotoxicidad. Las propiedades físicas dependen del tamaño de sus partículas. es un sustrato ligero, con una densidad aparente de 0,1 a 0,45 g/cm3. La porosidad total es superior al 80-85%, la capacidad de retención de agua es de baja a media, siendo su capacidad de aireación muy elevada. El pH varía de medianamente ácido a neutro. La CIC es de 55 meq/100 g.

En los terrarios nunca se recomienda el uso de pino, pues es tóxico, pero a ello este sustrato esta bastante seco y en pequeñas dosis no es tóxico, nunca debe usarse como sustrato por si solo, pero como material decorativo rociando un poco sobre el sustrato principal queda muy natural y mezclado con rurba negra ayuda a mejorar su oxigenación.


Vermiculita

Mezcla de turba negra con vermicultita (partes blancas).

Se obtiene por la exfoliación de un tipo de micas sometido a temperaturas superiores a los 800 ºC. Su densidad aparente es de 90 a 140 kg/m3, presentándose en escamas de 5-10 mm. Puede retener 350 litros de agua por metro cúbico y posee buena capacidad de aireación, aunque con el tiempo tiende a compactarse. Posee una elevada C.I.C. (80-120 meq/l). Puede contener hasta un 8% de potasio asimilable y hasta un 12% de magnesio asimilable. Su pH es próximo a la neutralidad (7-7,2).

Tampoco se recomienda para usarla por si sola, ya que es demasiado ligera impidiendo la fabricación de madrigeras, y genera un polvo que suele quedarse sobre la araña, además al igual que ocurre con la perlita el aspecto en el terrario queda muy artificial.


Grava de acuario o cuarcita

Consiste en grava de cuarcita cribada para que tenga un determinado tamaño de grano. Se vende en tiendas de animales en distintos grosores.

Según como se mire presenta todas las ventajas o todos los inconvenientes. En su favor hay que decir que es inerte y no reactivo, que su aspecto para terrarios desérticos es bastante natural. Es un material que se puede lavar y desinfectar, que es relativamente barato y que no tendría por que causar heridas a los animales al desplazarse (la grava no debería presentar aristas).

Como inconvenientes, todos los de los substratos tipo suelo. Puede servir de refugio a parásitos (aunque no es un medio muy adecuado). Su ingestión no es tóxica, pero puede dar lugar a problemas tales como obstrucciones intestinales. Necesita el mismo mantenimiento que otros substratos tipo suelo y además no sirve para retener humedad y mucho menos para fabricar madrigueras.


Césped artificial

Es un material destinado más a otro tipo de animales.

Este material consiste básicamente en una base de tela formada por fibras plásticas sobre la cual se disponen cortas y finas tiras de plástico verde. El conjunto tiene un aspecto similar al césped.

Entre las ventajas de este material se pueden citar su resistencia al agua y otros elementos, su durabilidad, el ser lavable y desinfectable sin que por ello sufra ningún tipo de alteración y el que el animal se puede desplazar por el sin sufrir ningún tipo de herida. El césped artificial tiene también una gran ventaja sobre otros materiales, no es muy buen medio para la proliferación de ácaros y parásitos si se siguen las pautas de limpieza correctas.

Como contrapartida también tiene una serie de inconvenientes. El primero es su precio, bastante elevado con respecto a otros substratos aunque quizás queda compensado por su durabilidad. El segundo problema es que aunque su aspecto no es desagradable si que se podría decir que es poco vistoso o mejor aún, poco natural. En tercer lugar no tiene capacidad de retención de humedad. Por último si a nuestra tarántula le da por arañar la base y tiene patas fuertes acabará por romperlo (es duradero, no irrompible). Tampoco le ofrece la posibilidad de cavar, que en algunas especies es un instinto que tienen muy arraigado.


Serrín

Casi todo el mundo afirma que el serrín no es un material adecuado como substrato. Si esta seco es polvoriento, y si esta demasiado húmedo se enmohece (se deteriora con facilidad). Puede contener substancias tóxicas, se introduce en los ojos de los animales y si se ingiere da problemas como obstrucciones intestinales . No solo no ayuda a mantener la humedad ambiental sino que la reduce (si se quiere mantener una humedad del 70 % el serrín ha de humedecerse y se enmohece, si se deja seco absorbe humedad ambiental). Su aspecto no es que sea muy natural. Es un escondite perfecto para los parásitos.

Como ventajas se podría que es relativamente barato. Requiere el mismo mantenimiento que cualquier otro substrato tipo suelo, por lo cual es preferible usar estos antes que el serrín.